¡Llámanos gratis!

Bases y cuotas de cotización para autónomos en 2020

07 Diciembre 2020

Cualquier trabajador en nuestro país, por cuenta propia o por cuenta ajena, debe destinar parte de sus beneficios o salario al pago de ciertas cuotas de la Seguridad Social. 

No obstante, los trabajadores autónomos podemos decidir el porcentaje de cuota a pagar, dentro de unos límites establecidos.

Esta cuota se calculará según la base de cotización que elijamos. Por este motivo es importante saber qué implica pagar una base de cotización mayor o menor, además de entender cómo se calcula esta cuota destinada a la Seguridad Social.

Y en Autonomos Tech esto es exactamente lo que vamos a explicarte.

¿Qué es la base de cotización?

La base de cotización es, a grandes rasgos, la remuneración que recibe un trabajador de forma mensual, tanto si se trata de un asalariado (trabajador por cuenta ajena) como de un autónomo (trabajador por cuenta propia). 

Esta base de cotización se establece cada año con los Presupuestos Generales del Estado, aunque en este año 2020 se encuentran congeladas y se siguen tomando las establecidas en 2019.

La diferencia principal entre la base de cotización de los trabajadores por cuenta ajena y la de los trabajadores autónomos es que estos últimos podrán elegir la base que prefieran, independientemente de los ingresos que reciban por su actividad profesional.

De la base de cotización elegida derivará la cuota de autónomo a pagar a la Seguridad Social, como te explicamos a continuación. 

¿Cuál es la base de cotización mínima para autónomos?

La base de cotización mínima es la que suelen elegir la mayoría de emprendedores, especialmente aquellos que todavía están empezando y cuentan con ingresos más bajos hasta que su negocio empiece a dar frutos. 

Como indicábamos, los Presupuestos Generales del Estado se encuentran actualmente congelados, por lo que la base de cotización mínima en este 2020 se sitúa en 944,40€ al igual que en 2019. La base de cotización máxima por otra parte está en los 4.070,10€.

No obstante, hay que tener en cuenta que al elegir la base de cotización mínima, también estaremos pagando una cuota de cotización menor a la Seguridad Social, por lo que obtendremos menores prestaciones en caso de enfermedad o cuando llegue el momento de nuestra jubilación.

De la cuota que te corresponde según la base que elijas te hablamos a continuación.

¿Qué cuota de cotización tendré que pagar como autónomo?

La cuota que pagaremos a la Seguridad Social se calcula básicamente aplicando el 30% a la base de cotización elegida. De esta forma:

Este 30% de cuota de cotización se reparte entre los siguientes conceptos:

No obstante, como te comentábamos en este otro artículo, existen bonificaciones que permiten reducir todavía más la cuota a pagar. Es lo que popularmente se conoce como tarifa plana para nuevos autónomos y según tu situación quizás puedas acogerte a ella.

¿Puedo cambiar la base de cotización elegida?

Si bien al iniciar nuestro negocio lo más normal es acogernos a la base de cotización mínima, reduciendo así los costes de la cuota a la Seguridad Social, en el momento en que aumenten nuestros beneficios o en caso de que exista algún tipo de temporalidad en nuestro negocio, podremos subir esta cuota si así lo deseamos.

Lo único a tener en cuenta es que, anualmente, solo se permiten hasta cuatro cambios anuales en nuestra base de cotización.

Los cambios que solicitemos tendrán siempre efecto sobre el trimestre siguiente, por lo que debemos tener presentes los siguientes plazos:

Como ves, elegir una base de cotización que se adecúe a nuestra situación profesional en cada momento es una de las decisiones más importantes que debemos tomar como autónomos: conseguir un equilibrio entre los costes mensuales a los que tendremos que hacer frente sin sacrificar las prestaciones a las que podamos optar, no es tarea fácil.

Por eso siempre puedes contar con Autonomostech.com: nuestros asesores y gestores con años de experiencia te ayudarán a tomar mejores decisiones, además de encargarse de estos trámites por ti.